//googleads.g.doubleclick.net/pagead/viewthroughconversion/981780024/?value=0&guid=ON&script=0

Noticias

  • Inicio
    Inicio Aquí es donde puedes encontrar todas las publicaciones del blog.
  • Categorías
    Categorías Muestra una lista de categorías de este blog.
  • Etiquetas
    Etiquetas Muestra una lista de etiquetas que se han utilizado en el blog.

Mobiliario urbano bancos: si un banco pudiera hablar... historias de un banco

Publicado por en en Mobiliario Urbano
  • Tamaño de fuente: Mayor Menor
  • Visitas: 69
  • Suscribirse a las actualizaciones
  • Imprimir
2e1ax Default Entry Baco Chiquilla 205243792

Es un lugar para sentarse a descansar, forma parte del mobiliario urbano, bancos hay muchos, pero son mucho más que un objeto estático. Cada banco tiene alma propia y una historia que contar, la historia de los que pasaron por allí, personas cuyas vida cambiaron en ese instante, con un banco por testigo. Una pedida de mano, la primera vez que un bebé dijo "mamá", un escritor que escribió las primeras frases de su gran novela... Ay, si un banco pudiera hablar.

Primer amor en el mobiliario urbano bancos

Cada tarde, a la misma hora, un estudiante tímido sale de clase. De camino a casa coincide con la chica que le gusta, un día y al otro también. Siempre la mira en silencio, no se atreve a decirle. Camina en silencio, deseando ser más valiente. Un día ella se para en el mobiliario urbano banco, quiere revisar los apuntes. "¿Me ayudas?", le dice. "Vamos, siéntate conmigo". Y él se sienta y la mira, y su corazón es un tambor loco que va salirse del pecho. "Me gustas", le suelta de sopetón. "Me gustas mucho". Ella sonríe, ¡sonríe! No contesta, y por un momento el mundo entero pende de un hilo, al borde del abismo. "Tú también", contesta ella. Y de pronto el cielo se abre, la besa y el primer amor late con una fuerza imparable. Menos mal que están sentados, porque las piernas no les sostienen...

La llamada

Le ve deambular cada mañana con los hombros hundidos. Al principio traía un periódico de anuncios, con él pasaba las horas, pasaban las páginas, pasaban los días. Cada vez más desesperado. Hace algunas llamadas, pero no obtiene la respuesta que espera. La esperanza es un pájaro que vuela cada vez más alto, y escapa lejos. No encuentra trabajo, nadie le quiere. "Demasiado mayor", le dicen en el silencio. "Queremos sangre joven". De pronto, un día, una llamada. El teléfono bailo loco entre sus dedos nerviosos. "Empiezas el lunes". Ha dejado de llover. Las nubes se retiran y dejan paso al cielo abierto. Como un niño, él se sube al mobiliario urbano bancos y grita de alegría: "¡Sí!". 

Viejo amigo, nuevo amigo

Está solo, se ha quedado solo. Es solo un viejo que ya no tiene con quien hablar, se le han acabado las palabras. Las palomas son sus únicas compañeras, el banco es ya como su casa. Les echa migas en silencio, a sus pies se forma un remolino de alas grises y blancas. De pronto ve otros pies. Son pequeñitos, perteneciente a un cuerpo pequeñito. Un niño le mira con sus ojos enormes. "¿Me deja echarle pan a las palomas?", le pregunta con su voz infantil. Y tiende su manita hacia él, con la palma abierta. ¿Cuándo fue la última vez que alguien le habló con esa ternura? ¿Quién le dirigió una sonrisa tan sincera? Deja caer las migas sobre su mano. Fue la primera tarde de muchas. La amistad es inesperada, es sincera y espontánea, y aparece cuando menos te la esperas. Como en un banco.

¿Qué cosas emocionantes te han pasado en un banco? Cuéntanos las tuyas con el hashtag #historiasdeunbanco , cada banco tiene la suya, su propia alma, ¿en cuáles de estos bancos te gustaría que te ocurriera una historia inolvidable? 

0

Encuentra el producto que buscas:

financiación

Recibe nuestras noticias

Términos y Condiciones

Tus datos serán tratados por FORJAS ESTILO ESPAÑOL, S.A., con la finalidad de enviarte nuestros boletines informativos a tu correo electrónico. La legitimación del tratamiento es tu consentimiento, que podrás retirar en cualquier momento. Tus datos no serán cedidos a terceros. Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir tus datos, así como otros derechos como se explica en nuestra política de privacidad.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información aquí

Acepto